¿Has oído hablar de la leyenda jienense de “las marimantas”?

A las Marimantas se les conoce como los espíritus de los «infieles». ¡Te vas a sorprender!

Estas leyendas las podemos localizar en varios pueblos de la provincia jienense como Castellar o Sorihuela entre otros, e inclusive en varios puntos de la geografía española.

El origen del término ‘Marimantas’ proviene de una tradición, que en poco tiene que ver con lo sobrenatural, pero sí con el misterio y «lo oculto».

Cuando un hombre iba a visitar a una mujer, que no era su esposa a su casa,… a fin de que nadie lo reconociera se echaba por los hombros una manta que lo cubría.

Ahora los marimantas son los espíritus que vienen de ‘otro mundo’ para recobrar la tradición de leyendas que se han ido contando de generación en generación.

Así pues, no eran otra cosa que hombres que se vestían, allá por los años cuarenta de nuestro siglo, de forma grotesca y con ánimo de atemorizar al vecindario, sin otra intención que ir a buscar, sin ser reconocidos, los favores de viudas y solteras.

El municipio de Íllora se está salvando esta antigua tradición de su historia popular gracias a la procesión de las Marimantas. Una tradición que se remonta al pasado siglo, y que trae los espíritus de vuelta

En el día de todos y cada uno de los beatos, cientos y cientos de personas ataviadas con sábanas blancas, van a hacer un recorrido por aquellos lugares del pueblo donde «se supone que ocurrieron hechos extraños o extraños, difíciles de explicar».

¿Te sonaba esta leyenda… o más bien conoces a alguien que pudo ser parte de ella?