Bailén, la GRAN derrota de Napoleón en España

batalla de bailen

La ciudad de Bailén, situada en Jaén (Andalucía), presume de haber sido escenario de DOS de las batallas militares más importantes de la Península Ibérica.

Una serie de monumentos y plazas repartidos por la ciudad recuerdan este pasado bélico. A lo largo de los siglos, fenicios, cartagineses y romanos se han asentado aquí.

Plaza del General Castaños./Ayuntamiento de Bailén.

Según algunos historiadores, la famosa batalla de Baécula tuvo lugar aquí en el año 208 a.C. entre Escipión Africano y Asdrúbal Barca.

En la cima de la colina se han encontrado las ruinas de un posible campamento cartaginés. Esta batalla de la Segunda Guerra Púnica fue decisiva para el control romano del valle del Baetis.

Advertisement

Este asentamiento turco, atractivo por las minas que lo rodean, fue llamado Baritto por los fenicios y Baikol y Besur por los griegos.

Curiosamente, apenas quedan vestigios de la ocupación árabe, lo que significa que era una pequeña aldea en aquella época, aunque el nombre de Baylén probablemente data de este periodo.


Sin embargo, Bailén debe su fama mundial principalmente a la batalla del mismo nombre, que tuvo lugar el 19 de julio de 1808 durante la Guerra de la Independencia, en la que las tropas de Napoleón, dirigidas por Dupont, fueron derrotadas por el general Castaños.

El resultado de este conflicto fue que el propio Napoleón se vio obligado a ir a España con un ejército para recuperar el trono de su hermano José Bonaparte.

En la calle que lleva su nombre se encuentra la capilla de la Limpia y Pura, llamada así por la imagen de la Inmaculada Concepción que allí se guarda.

Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación./Lijarcio

El escritor Benito Pérez Galdós llamó al cuarto episodio «Episodios Nacionales».

Hoy en día, Bailén es un pueblo agradable y monumental, rodeado de olivares. Cerca del cementerio se encuentra la ermita gótico-barroca de la Soledad. Merece la pena visitar otras dos ermitas: Nuestro Padre Jesús y Santo Cristo (siglo XVIII).

El general que derrotó a las tropas francesas dio nombre a una hermosa plaza coronada por una escultura de la diosa ibérica romana, conocida como La Matrona e identificada con María Bellido, la heroína de la batalla de Bailén, una valiente mujer que hizo todo lo posible por abastecer de agua al ejército español.

Centro de interpretación de la Batalla de Bailén./Lijarcio

Para esta misma batalla, existe un monumento alegórico en el Paseo de las Palmeras, que consiste en dos tetraedros simétricos sobre los que se cruza un prisma oblicuo de base rectangular.

También destaca la fachada del Colegio de las Monjas o Colegio del Sagrado Corazón de Jesús, que data del siglo XVIII.

El Ayuntamiento está situado en la Plaza de la Constitución.

Otra plaza que rinde homenaje a uno de los héroes de Bailén es la de Reding, el general español de origen suizo que se encargó de ejecutar el Plan Porcuna elaborado por los Castaño, que les permitiría alcanzar la victoria en aquella gloriosa jornada de 1808.

Otro atractivo de Bailén es el Centro de Interpretación de la Batalla de Bailén. Tiene la forma de un curioso cañón y está rodeado de hermosos jardines.

La exposición permanente permite comprender mejor la verdadera dimensión de tan célebre acontecimiento histórico.

YouTube video